GMV refuerza su compromiso de proteger el acceso garantizado de Europa al Espacio

La Agencia Espacial Europea (ESA) está preparando nuevos sistemas de lanzamiento para responder a las futuras necesidades institucionales de Europa, así como para estar a la vanguardia de los nuevos desarrollos en el Espacio. Por esta razón, en 2003 creó el "Future Launchers Preparatory Programme (FLPP)", un programa dedicado a proteger el acceso garantizado de Europa al Espacio que sopesa las oportunidades y los riesgos de diferentes conceptos de vehículos de lanzamiento y tecnologías asociadas.

FLPP I

Los demostradores y estudios de este programa afinan las tecnologías emergentes para dar a las empresas europeas que integran vehículos lanzadores una ventaja valiosa a medida que comienzan el trabajo de convertir el diseño elegido en realidad.

En este sentido, el pasado 4 de julio, Emanuele Di Sotto, Jefe de División SPS Lanzadores y Sistemas de Entradas de GMV, participó en París en el Workshop on Future Launchers Preparatory Programme (FLPP).

Este taller, organizado por la Dirección de Transporte Espacial (STS, por sus siglas en inglés), reunió a varios expertos del sector para hablar sobre las prioridades y las actividades de las futuras soluciones de transporte espacial. Estas actividades se propondrán en Space19 + para la preparación futura del transporte espacial.

FLPP I

Durante el evento, GMV mostró in situ los modelos de ingeniería de algunos de los componentes del sistema de aviónica del lanzador MIURA-1, que han sido diseñados e integrados por GMV y sus socios PLD Space, Seven Solutions y Anteral. En concreto, el ordenador de bordo (OBC por sus siglas en ingles) y la antena empotrada de banda S/L se presentaron junto con varios modelos de ingeniería de los principales proyectos financiados por el programa. Entre estos se encontraba Prometheus, el nuevo motor de oxígeno líquido y metano, que será el elemento principal del futuro lanzador ArianeNext.

La compañía, a través de la participación en este evento, refuerza su compromiso de desarrollar un ecosistema de transporte espacial sólido que satisfaga las necesidades europeas.