GMV desarrolla una metodología para la detección remota de basura marina

La basura marina provocada por los vertidos y la mala gestión de residuos representa actualmente un problema a escala mundial. Más de la mitad de estos residuos son de material plástico, uno de los mayores contaminantes para los océanos debido a la dificultad que presenta para degradarse. Su impacto medioambiental supone una seria amenaza global para los ecosistemas marinos y costeros, tanto por la gran cantidad acumulada como por su composición, ya que pueden tardar incluso 1.000 años en degradarse.

bewast I

GMV ha desarrollado un enfoque novedoso basado en datos remotos para la detección de desechos marinos utilizando imágenes satelitales proporcionadas por el satélite Sentinel-2, del programa europeo de observación de la Tierra (EO), Copernicus, y técnicas de aprendizaje automático (machine learning). Este método de procesado y análisis de datos de satélite de EO permite detectar posibles desechos marinos, clasificando y cuantificando la fracción de residuos presente, con una resolución de imagen del tamaño de un píxel. Ya se han realizado las primeras investigaciones de detección e identificación de residuos plásticos, por ejemplo plásticos tipo PET, bajo este método que actualmente se encuentra en fase de desarrollado y validación en el marco de diferentes proyectos y áreas de estudio, entre los que cabe destacar los proyecto BEWATS, ATIN-BLUECO y PLESS.

GMV en colaboración con la Universidad de Vigo y el Instituto de Ciencias Matemáticas (CSIC-UAM-UCM-UC3M) desarrolla el proyecto BEWATS. El objetivo es la detección, seguimiento y trazabilidad de los desechos visibles (macroplásticos y otros) que llegan a las playas y otras áreas costeras de Galicia (España), con el fin de buscar soluciones a ésta problemática y establecer estrategias de limpieza más eficientes utilizando nuevas fuentes de información. BEWATS está financiado por el Programa pleamar de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España.

El proyecto Blue Economy (ATIN-BLUECO), liderado por GMV y financiado por la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo objetivo es desarrollar y demostrar soluciones de datos impulsadas por tecnologías de observación de la Tierra, que proporcionen información procesable sobre basura marina y vertidos de petróleo, entre otras aplicaciones, a los principales actores costeros. Este proyecto se centra en la zona geográfica del puerto de Vigo, en Galicia (España) y en Argentina.

Por último, en febrero de 2021, GMV ha comenzado a trabajar, como contratista principal en Plastic-Less Society (PLESS), proyecto financiado por la ESA y desarrollado en colaboración con el Research Centre of IST for Marine, Environment and Technology (Instituto Superior Técnico, Lisboa). En PLESS se hará un estudio para investigar la viabilidad técnica y económica de emplear las aplicaciones espaciales en apoyo a la reducción del impacto medioambiental de la basura plástica.

Además de estos proyectos, GMV también ha validado dicho enfoque en otras localizaciones de Europa, América del Sur y África, donde se disponen de datos abiertos (open data) sobre basura marina.