ESCAPE afronta una nueva campaña de pruebas

Del 15 al 19 de octubre las instalaciones de la Université de Technologie de Compiègne (UTC) en Francia acogieron una nueva campaña de pruebas de integración del proyecto ESCAPE (European Safety Critical Applications Positioning Engine).

ESCAPE I

ESCAPE es un proyecto financiado por la Agencia Europea para los sistemas de navegación global por satélite (GSA) que pretende explotar los servicios ofrecidos por Galileo, el sistema europeo de navegación por satélite, en el campo de la conducción autónoma. Liderado por FICOSA, ESCAPE aglutina algunas de las instituciones industriales y de investigación más relevantes de Europa para crear un motor de posicionamiento para aplicaciones críticas en carretera, es decir, las aplicaciones que implican una conducción altamente automatizada.

GMV tiene un importante rol técnico en el proyecto ESCAPE. Además de tener a su cargo la dirección técnica del proyecto, dentro del desarrollo del motor de posicionamiento EGE (ESCAPE GNSS Engine), GMV suministrará los algoritmos que procesarán las mediciones de los sensores del vehículo, las cámaras y el receptor GNSS para proporcionar el servicio de posicionamiento junto con la integridad requerida por el vehículo autónomo conectado. Asimismo, proporcionará el software de la capa de fusión intermedia encargado de unir todas las piezas de comunicación en un sistema sincronizado bien engrasado.

ESCAPE II

Durante 5 días los equipos de FICOSA, GMV y Renault se reunieron con científicos de la UTC con el objetivo de llevar a cabo una nueva y completa serie de pruebas de las nuevas versiones de algoritmos y del software de la plataforma, a la vez que probaron el nuevo modelo de cámara que será utilizada en la plataforma final, así como todos los sensores que estarán disponibles en el vehículo.

Tanto esta campaña como la anterior, que tuvo lugar en julio de este año, son fundamentales para el desarrollo y evolución del proyecto ya que exponen el prototipo del motor de posicionamiente EGE a diversas condiciones operacionales reales, que incluyen vehículo estático y dinámico, cielo abierto, escenarios sub-urbanos y urbanos.

Actualmente y tras las pruebas funcionales, los ingenieros implicados en el proyecto están llevando a cado un análisis completo de los resultados y el rendimiento obtenido por las pruebas realizadas con el vehículo de prueba.