GMV lidera el mayor contrato firmado por la industria espacial española

GMV ha resultado adjudicataria de un gran contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA) para el mantenimiento y evolución del Segmento de Control en Tierra de Galileo (Galileo Ground Control Segment o GCS), el sistema global de navegación por satélite europeo, auténtico buque insignia de la creciente actividad espacial de la Unión Europea.

galileo_in-orbit_validation_satellite

El contrato marco que GMV ha suscrito con la ESA tiene una envolvente presupuestaria de hasta 250M€ e incluye la contratación en firme de la primera Orden de Trabajo por un importe en torno a los 150M€. Se trata sin duda del mayor contrato firmado por GMV en su historia, además de ser el mayor contrato firmado por la industria espacial española. Todo ello supone una extraordinaria motivación para la compañía y un importante reto, que posiciona a GMV y a España en un escalón superior de visibilidad y responsabilidad. GMV lidera un equipo industrial constituido por varias empresas europeas, donde GMV y la industria española tienen un protagonismo esencial.

El Segmento de Control en Tierra es el responsable del seguimiento de la constelación Galileo en su conjunto e incluye todos los elementos necesarios a tal fin: el centro de control, el sistema de dinámica orbital, la planificación de misión, el soporte a las operaciones, las herramientas de simulación, la gestión de claves, la seguridad en la red, las estaciones de seguimiento, telecomando y telecontrol (TT&C) y la red de conexión entre todos los elementos. El GCS dispone de un centro de operaciones principal, ubicado en Oberpfaffenhofen (Alemania), y un centro de respaldo, ubicado en Fuccino (Italia), así como las distintas estaciones de seguimiento distribuidas a nivel mundial.

Además de asumir la responsabilidad de los elementos críticos del GCS, GMV, como responsable último del conjunto, se encargará de gestionar todas las funciones indicadas anteriormente, y en todos los emplazamientos operacionales, en coordinación con los subcontratistas de los diferentes elementos y la Agencia Espacial Europea (ESA), como cliente final, siendo su misión principal la de mantener en estado operativo los sistemas ya desplegados, asegurar las operaciones en curso y desarrollar las futuras evoluciones. Los aspectos de ciberseguridad, liderados y desarrollados por GMV, tienen una especial relevancia.

El liderazgo mundial de GMV en sistemas de control de satélites en tierra se consolida con este contrato y apuntala su posición de referente global en navegación por satélite y ciberseguridad.