Séptimo despegue de la constelación de observación de la Tierra Sentinel

El cosmódromo ruso de Plesetsk volvió a ser testigo del lanzamiento del Sentinel-3B el 25 de abril a las 17:57 GMT, a bordo del lanzador Rockot, al igual que su satélite hermano Sentinel-3A (febrero, 2016). Este es el séptimo lanzamiento desde que se puso en marcha la constelación de satélites Sentinel del programa Copernicus.

Sentinel 3B_I

Los Sentinel-3 constituyen la pareja de satélites más compleja del programa europeo Copernicus. Su misión principal es monitorizar parámetros oceánicos, como la topografía marina, el grado de polución, los niveles de la superficie acuática. Pero además aporta datos exhaustivos sobre la superficie terrestre, la biodiversidad, la atmósfera y las masas de hielo del planeta.

GMV está directamente implicada en diferentes fases del proyecto desde su concepción, incluyendo tanto el segmento de vuelo, como el segmento terreno. Particularmente, en relación con los instrumentos de a bordo, GMV ha desarrollado el software embarcado del Módulo de Control del Instrumento de Color del Océano y la Tierra (OLCI).

Igualmente cabe destacar el desarrollo y entrega del Centro de Control, situado en el Centro de Operaciones de la ESA (ESOC), desde donde se sigue la evolución de la misión durante la fase Lanzamiento y Órbita Temprana (LEOP) y de commissioning, con el fin verificar que la misión cumple adecuadamente con los requisitos establecidos. Además se suma la importante contribución al desarrollo del sistema de control orbital, así como el soporte proporcionado durante el lanzamiento del satélite.

Asimismo, GMV ha sido responsable del desarrollo del Centro de Control requerido en el Centro Europeo para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT) durante la fase rutinaria de la misión, a lo que se añade el desarrollo del sistema de control orbital, el sistema de planificación de la misión, la actividades de Integración, Verificación y Validación (IV&V) del conjunto así como el soporte a las operaciones asociadas.

Por último, GMV provee, de manera regular y continua, el servicio de Determinación Precisa de Orbita (POD), bajo un contrato marco de EUMETSAT. Dicho servicio es necesario para el procesado y explotación de los datos generados en los instrumentos embarcados en la misión.