Tecnología de GMV a bordo de los autobuses de Chipre

Con motivo de la modernización del transporte público de Chipre que está llevando a cabo la multinacional tecnológica GMV, el Ministro de Transporte y Comunicaciones, Marios Demetriadis, ha podido ver en persona cómo funciona el sistema de gestión de flotas y de información al pasajero a bordo de un autobús en Nicosia.

Chipre I

El Ministro ha calificado este proyecto como muy importante para el transporte público del país por la implementación de la telemática y el sistema automático de billetes. Un sistema que se instalará gradualmente por todas las ciudades, mejorando los servicios de transporte público a todos los ciudadanos.

El sistema se encuentra en una fase avanzada. Los controles de todos los sistemas se han completado con éxito, al igual que las instalaciones del centro de control en todas las compañías de autobuses.

Al mismo tiempo se está avanzando en la instalación de una treintena de puntos de venta en las estaciones centrales, así como las instalaciones del sistema en todos los autobuses públicos en Chipre. Actualmente ya hay aproximadamente dos tercios de los 790 vehículos ya instalados y las flotas de las provincias más grandes de Nicosia y Limassol se completarán este mismo mes de diciembre.

A BORDO CON LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA

Chipre II

La modernización del transporte público llevado a cabo por GMV incluye el suministro, la instalación e integración de todo el equipamiento tecnológico y del software necesario en formato “proyecto llave en mano” para la flota de los autobuses del transporte público de Chipre, incluyendo el sistema de pago integrado, así como el sistema de gestión de Flotas (SAE) e información al pasajero.

Además, el sistema contempla un back-office central común, equipamiento embarcado diverso según el tipo y uso del vehículo, y puestos de diversa índole a lo largo detodo el país.

Gracias a esta tecnología puede conocerse la localización de cada uno de los autobuses mediante GPS, tener comunicación permanente entre el conductor y el centro de control gracias al ordenador que tiene a bordo el autobús, e intercambiar información de todo tipo como posibles incidencias, horarios previstos, servicios del personal, etc.

En cuanto al nuevo sistema de pago, se permitirá el uso de ticket papel, tarjetas ultralight de un solo uso que reemplazan a las tarjetas tradicionales de cartón con código de barras o banda magnética. Una forma de pago más rápida, fácil y segura. Y la tarjeta inteligente MIFARE DESFire EV2 recargable, tecnología que garantiza una forma de pago rápida y segura.

Gracias a estos sistemas inteligentes, se proporcionará información al cliente sobre la hora exacta de llegada del autobús en la parada. La información se dará a 30 señales electrónicas instaladas en estaciones de autobuses y paradas principales en los puntos centrales de las ciudades. Otra de las ventajas del nuevo Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) es la monitorización y control de flotas en tiempo real; el uso de información histórica relativa a la calidad del servicio; el Ecodriving; y el suministro de información al pasajero a bordo en paneles localizados en las paradas, a través de una app que estará lista para mediados de enero de 2018 y una web que ya está en funcionamiento.