Tecnología de GMV clave en la misión a Marte de la ESA

Recientemente GMV ha resultado adjudicataria de tres contratos en el marco de la emblemática misión ExoMars, desarrollada por la Agencia Espacial Europea (ESA) en cooperación con la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos) para enviar dos misiones al Planeta Rojo en 2016 y 2018. Estos tres contratos se refieren a la segunda misión de ExoMars prevista para ser lanzada en 2018 y abarcan en primer lugar el desarrollo del software de aplicación completo de la misión 2018 (Application SW), en segundo lugar el desarrollo del Software Verification Facility (SVF) utilizado para la validación de dicho SW, y finalmente el desarrollo del simulador del computador de a bordo (OBC1).

GMV ya venía trabajando desde hace tres años en la primera misión del programa ExoMars cuyo lanzamiento se realizará en Marzo de 2016 y que consta de dos naves: un satélite que se quedará orbitando en Marte con un instrumento dedicado al análisis de los gases de la atmosfera marciana (TGO); y el módulo demostrador de Entrada, Descenso y aterrizaje (EDM) que se desacoplará del orbitador una vez este haya llegado a la órbita marciana. La contribución de GMV en esta primera misión es el desarrollo del OBSW del sistema de guiado, navegación y control de la cápsula del EDM. A partir de otoño de 2016, el vehículo orbitador (TGO) permanecerá en órbita alrededor del planeta rojo durante cinco años para analizar los gases atmosféricos que podrían indicar la presencia de procesos biológicos o geológicos activos. Tres días antes de llegar a Marte, el módulo EDM se separará del TGO y atravesará la atmósfera marciana a una velocidad inicial de 21.000 km/h. Tras realizar una maniobra de frenado aerodinámico y un descenso en paracaídas, el módulo utilizará un sistema de propulsión de combustible líquido para realizar el aterrizaje sobre la superficie del planeta. Todo este proceso estará controlado por el software desarrollado por GMV. 

Cabe destacar que, si la misión del 2016 culmina con éxito, será la primera vez en la historia que una nave europea consigue aterrizar en Marte con éxito. La segunda misión a ser lanzada en 2018 consta de un módulo portador (CM) y un módulo de descenso (DM) con un Rover Marciano en su interior. La participación de GMV no solamente cubrirá el guiado, navegación y control del módulo de descenso (como en 2016), sino que se extiende a otros subsistemas (sistema térmico, sistema de telecomandos, guiado y control del módulo portador además del módulo de descenso, sistema de potencia), aparte de los ya mencionados SVF y  modelos del computador de a bordo, que servirán para las pruebas. La segunda misión finalizará con el lanzamiento del vehículo de exploración ExoMars, primer Rover marciano que Europa consiga poner en Marte.

Mars