El laberinto de Yoigo

Dentro del agitado entorno del sector de la telefonía móvil, en los últimos meses están apareciendo numerosas noticias que arrojan sombras sobre el futuro del operador Yoigo. Con unos resultados comerciales en declive y un baile de fusiones en los que de momento se ha quedado sin pareja, parece que no corren buenos tiempos para uno de los operadores que más ha contribuido a crear competencia en los últimos años. En este artículo nos centraremos en analizar su situación y posibles salidas.

Orígenes de Yoigo

En el año 2000, en plena “efervescencia tecnológica”, el gobierno español otorgó una cuarta licencia para UMTS (3G) a una empresa llamada Xfera que pretendía entrar en el sector de la telefonía móvil añadiendo competencia a Movistar, Airtel y Amena. La crisis de las tecnológicas, la inmadurez de la tecnología 3G y la negativa del gobierno a concederle frecuencias de 2G impidieron que Xfera pudiera lanzar su marca en ese momento.

Unos años después, en un mercado en ebullición y tras la toma de control de la compañía por parte de TeliaSonera, deciden desempolvar su valiosa licencia, firmar un acuerdo de roaming nacional con Vodafone, crear una nueva imagen de marca y lanzarse al mercado a competir. Así nace Yoigo a finales de 2006.

Primeros años

Su entrada en el mercado fue más que positiva. Con una estrategia basada en tarifas más baratas y mejor atención al cliente, su campaña “El móvil sin cuentos” tuvo muchísimo eco en buena parte de los usuarios. Atacando donde más dolía a los grandes y aprovechándose del descontento que se había generado en muchos clientes durante los años dorados del mercado, consiguieron una rápida notoriedad.

Casi toda su estructura de costes estaba externalizada, la logística de terminales y SIMs, la atención al cliente, la red e incluso la parte comercial. No aparecieron tiendas de marca Yoigo hasta varios años después bajo el modelo de franquicia.

Los resultados se empiezan a torcer

Cuando el mercado empieza a saturarse y aparece “la crisis” Yoigo empieza a notar una desaceleración. Durante mucho tiempo sigue ganando clientes, pero a un ritmo menor del previsto y sobre todo con unos márgenes cada vez más pequeños. Su estructura de costes es menor que la de los grandes, pero no tan pequeña como la de muchos virtuales que empiezan a ocupar la posición que parecía estar reservada para Yoigo. Las subvenciones de terminales (a la que Yoigo se resistió inicialmente) es durante algunos años el único recurso eficaz que tiene para sostener a sus clientes frente a las agresivas ofertas de los más pequeños.

Parece que Yoigo está encajado “entre dos tierras”, se queda sin un sitio claro y cada vez le cuesta más dibujar una estrategia en la que no encuentre a otro operador mejor situado que él.

Para colmo el lanzamiento de “fusión” por parte de Telefónica en 2012 le supuso una auténtica complicación. Su única respuesta ha sido revender el mismo producto a través de sus canales. Una estrategia que, además de ser muy sospechosa comercialmente, está siendo investigada por la CNMC como posible delito de competencia.

Posibles salidas

Su situación actual es tremendamente complicada. Durante los últimos años, viendo el exceso de competencia en el mercado, parecía que vender era su salida natural. Para aclarar las dudas, recientemente TeliaSonera declaraba que quería abandonar el mercado español y presentaba su disposición para vender. Tras haber rechazado en el pasado varias ofertas, parece que el problema a estas alturas es encontrar un comprador.

Vodafone, que estuvo más que interesado en Yoigo durante el año 2012, ha quedado descartado tras la multimillonaria compra de Ono. No parecería lógica una integración adicional a la que ya tienen entre manos.

Orange que también manifestó interés en varios periodos, está centrado únicamente en la compra de Jazztel y parece que ya ha descartado la operación de Yoigo. De confirmarse la operación el propio Jazztel que hace un par de meses parecía el comprador más viable, quedaría también fuera del tablero de juego.

Y parece que en España sólo nos queda Telefónica. El problema en este caso es que Yoigo es ahora mismo una “gallina de los huevos de oro” para ellos. Con una parte de la red alquilada y una oferta comercial vendiendo fusión, ¿para qué necesita complicarse la vida Telefónica? Sabiendo que sus principales competidores no lo van a comprar la estrategia más rentable coincide en este caso con la menos arriesgada.

Otra alternativa sería un comprador de fuera que quisiera “desembarcar” en el mercado español. Esto que nunca es descartable no parece probable con la situación actual del sector de la telefonía móvil.

De momento parece que Yoigo tendrá que seguir compitiendo en el mercado buscando alguna estrategia diferencial. La posibilidad de mejorar sus resultados albergando operadores virtuales parece que se ensombrece tras el fiasco de la operación de Pepephone, que tras mucho amagar con irse a Yoigo, anunciaron el pasado septiembre que se moverán a la red de Telefónica.

Si no encuentra una estrategia clara de diferenciación, su única posibilidad a medio plazo es ajustar sus costes al mínimo para poder pelear en tarifas y mantener lo mejor que puedan su valiosa cartera de clientes a la espera de que aparezca algún comprador.

¿Cuánto valdrá Yoigo?

Pero como siempre, la posibilidad de que aparezca un comprador depende sobre todo del precio de venta, y este precio dependerá de cuan aprovechable resulte el contenido del paquete.

La parte más visible son sus 4 millones de clientes actuales, una cifra muy atractiva que mejoraría notablemente la cuota de mercado de cualquiera de los grandes. Hay que considerar sin embargo que, salvo que se decida conservar Yoigo como una marca separada, la migración sería muy costosa y con una erosión del margen al ser generalmente clientes de segmentos bajos (tarifas menores).

También hay que sumar la parte de red desplegada por Yoigo. El valor en este caso dependerá de las necesidades de aumentar la capacidad de red que tenga el comprador y como éstas se vean cubiertas. En cualquier caso seguro que una buena parte de su red de 3G y sobre todo de las inversiones realizadas en 4G resultan aprovechables.

Además de la red en sí misma, la posibilidad de utilizar las bandas de frecuencias asignadas a Yoigo representaría una ventaja indudable y un aumento en la capacidad de la red de radio del comprador. El valor de este punto disminuye en parte por el hecho de no contar con frecuencias en la banda de 800MHz (la famosa banda del dividendo digital).

Lo que parece claro es que el tiempo en este caso está jugando en su contra, el desenlace final parece abocado a una venta con una valoración que irá disminuyendo y que, salvo un poco probable cambio radical en el entorno, será mucho menor que la que sus accionistas esperaban hasta hace poco.

Enlaces relacionados

Autor: Crescencio Lucas Herrera

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de GMV
The author’s views are entirely his own and may not reflect the views of GMV
Share

    3 opiniones en “El laberinto de Yoigo

    1. Pingback: Lecturas recomendadas de la semana (07/11/14) | El miracielos

    2. Carlos Sanz

      Creo que yoigo sigue siendo franquicia telefonía con las tarifas mas competitivas del mercado, aunque estoy de acuerdo con la mayoría de opiniones del post, creo que la situación va a mejorar en breve

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      I accept the privacy policy Acepto la Política de Privacidad

    Basic Data-Protection information:

    Data-protection supervisor: GMV Innovating Solutions SL
    Purpose: Answer questions, respond to user complaints and recommendations, receive job applicants resumes and career information.
    Legitimation: Consent of data subject
    Addresses: Grupo GMV companies
    Rights: Access, rectify and cancel data plus other rights, as explained in additional information
    Additional information: You can check out the additional and detailed data-protection information on our website:Privacy Policy

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing

    6.710 Total Views