GMV ANTE LA EMERGENCIA PROVOCADA POR EL COVID-19

COVID-19

Desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19, en GMV hemos monitorizado de cerca su evolución y hemos seguido las recomendaciones de las autoridades sanitarias internacionales, nacionales y locales. Como consecuencia, hemos ido activando gradualmente una serie de medidas preventivas con el objeto de asegurar la salud de nuestros empleados y colaboradores y sus familias, lo que no ha impedido que hasta la fecha hayamos podido seguir operando con casi completa normalidad.

Ante la gravedad de la evolución de la situación mundial que la pandemia tomó a principios de marzo, que incluyó la declaración el 14 de marzo del estado de alarma en España (Real Decreto 463/2020), y aunque el día 13 de marzo la compañía no había registrado aún ningún caso positivo de contagio de ningún profesional en ninguna de sus delegaciones y filiales internacionales, decidimos dar un paso más en esa fecha y activar el Plan de Continuidad de Negocio COVID-19 aplicable a todas nuestras sedes en todos los países en que estamos presentes. El Plan incluía una serie de medidas encaminadas a asegurar la salud de nuestros empleados, colaboradores y sus familias, y contribuir de forma responsable al esfuerzo que toda la sociedad debe hacer en frenar la escalada del virus en todas y cada una de las geografías en las que operamos.

Las medidas incluían la restricción de viajes y reuniones, y el teletrabajo de las personas que pudieran realizar su labor remotamente. En los casos en los que fuera necesaria e incluso imprescindible la presencia física de los profesionales para garantizar la continuidad de las operaciones, el plan tenía en cuenta medidas específicas que pudieran garantizar la cobertura del servicio mínimo requerido.

En GMV hemos sido conscientes desde el principio de esta crisis de que tenemos una gran responsabilidad con nuestros clientes y es algo en lo que siempre estamos firmemente comprometidos. Gracias a la implantación el día 13 de marzo de nuestro plan de continuidad, la práctica totalidad de nuestras actividades en todas nuestras sedes internacionales en todos los países en que estamos presentes se han realizado remotamente, por lo que la mayor parte de nuestros proyectos y servicios a nuestros clientes han seguido progresando con casi absoluta normalidad salvo en los casos en los que las autoridades han impuesto restricciones que han hecho imposible avanzar actividades que requiriesen del desplazamiento de nuestro personal a nuestras instalaciones o a las de nuestros clientes

Considerando la evolución de la pandemia, todos los países están preparando una reducción progresiva de las restricciones y GMV también ha preparado un regreso progresivo a sus oficinas en todo el mundo, garantizando la seguridad de todas las personas de la empresa. Teniendo todo eso en cuenta, se ha establecido el 22 de junio como fecha de inicio de este nuevo periodo, que se prevé que inicialmente dure hasta finales de agosto.

Los fundamentos para este primer paso están basados en el respeto de las recomendaciones de las autoridades públicas, el máximo cuidado de las medidas de seguridad en el lugar de trabajo -asegurando la distancia social y evitando la acumulación de personas en áreas comunes- y la organización del personal en tres grupos: el grupo denominado “4 + 10”, como paso clave para regresar a una situación normal, manteniendo un máximo del 50% de ocupación de las instalaciones; el personal que asiste a la oficina a tiempo completo, motivado por la necesidad de realizar su trabajo en las instalaciones de la compañía; y finalmente las personas que seguirán trabajando de forma remota. Los diferentes esquemas se adaptarán y coordinarán en los diferentes países donde GMV tiene presencia.

En GMV seguimos convencidos de que con la colaboración y compromiso de todos superaremos esta grave crisis con éxito. Asimismo, queremos transmitir a todas las personas afectadas nuestro deseo de una pronta recuperación y trasladar nuestro agradecimiento tanto a las personas que durante todo este tiempo han estado en primera línea, como a nuestros clientes, proveedores y por supuesto a nuestros empleados.