La Junta de Andalucía mide la calidad de las aguas de sus ríos con tecnología IOT de GMV

La Junta de Andalucía mide la calidad de las aguas de sus ríos con tecnología IOT de GMV

La Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico de la Consejería de Medioambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha confiado en GMV para realizar un proyecto piloto que permite monitorizar distintos parámetros de calidad del agua del azud que recoge las aguas del río Guadalete en su paso por la localidad gaditana de Jerez de la Frontera.

La plataforma IoT SEMS, desplegada en el laboratorio de la Delegación de GMV en Sevilla y los sensores de calidad del agua, colocados en la infraestructura hidráulica ubicada en el municipio jerezano de El Portal, conforman una red sostenible de monitorización de la calidad de las aguas del río Guadalete con las que se riegan los campos del noroeste de Cádiz.

Tal y como señala Ángel Cristóbal Lázaro, líder del proyecto en GMV “el reducido coste de los equipos de medición es un aspecto a destacar de esta plataforma que permite a los técnicos de la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico la monitorización remota de la calidad de las aguas del azud”.

De entre los retos que han salvado los ingenieros de GMV en este innovador proyecto de Internet de las Cosas cabe mencionar el desarrollo implementado para la reducción del consumo eléctrico y comunicaciones que permite activar los sensores, únicamente cuando el técnico requiere la medición de parámetros como el pH, Oxígeno Disuelto o la Conductividad. A su vez, GMV ha respondido a un requerimiento prioritario para su cliente: reducir las visitas al terreno para recalibrar los equipos. Por otra parte, el uso de la red SIGFOX ha supuesto para el proyecto la validación de las redes UNB como capa de comunicaciones.

La tecnología utilizada en este proyecto piloto desplegado por GMV permitiría dotar a la Consejería de un sistema de medición de calidad de las aguas con una mayor densidad de puntos en todo el territorio andaluz lo que se traduciría a su vez en un mejor control de la red hídrica con un coste de mantenimiento muy ajustado.

El proyecto que ha desarrollado GMV para la Junta de Andalucía pone de manifiesto que avances tecnológicos como el Internet de las Cosas proporcionan medios de monitorización alternativos con costes más bajos y eficacia equivalente a otros sistemas. Ello faculta a las autoridades competentes a ampliar la red de dispositivos con los que cumplir con los requerimientos que en materia de calidad del agua exige la Directiva de Calidad de Agua de la Unión Europea.