GMV será el proveedor del centro de control del satélite Paz

El INTA es el encargado de desarrollar el segmento terreno

El nuevo satélite español Paz, cuyo lanzamiento está previsto para finales del año que viene, tendrá a GMV como proveedor del centro de control de la misión que incluye todos los aspectos de planificación de la plataforma y de la adquisición de imágenes, el control orbital y apuntamiento del satélite y la gestión y monitorización de los equipos de abordo y comunicaciones. GMV también proveerá el sistema de gestión de usuarios y distribución de imágenes radar.

Paz es un satélite militar de observación de la Tierra en órbita a 514 kilómetros de altura sobrevolando los polos y diseñado para aplicaciones de vigilancia, cartografía de alta resolución, control fronterizo, soporte táctico en misiones en el extranjero, gestión de crisis y riesgos, evaluación de catástrofes naturales, control medioambiental y vigilancia del entorno marítimo. Cada día cubrirá un área de más de 300.000 kilómetros cuadrados de la superficie del planeta.

Este satélite se encuentra dentro del marco del Programa Nacional de Observación de la Tierra (PNOT) creado por los Ministerios de Defensa e Industria, Comercio y Turismo en 2007. El INTA recibió el encargo de desarrollar el segmento terreno para el satélite PAZ, un sistema de observación de la Tierra con tecnología radar de apertura sintética destinado a cumplir los requisitos operativos fundamentalmente de seguridad y defensa pero también con aplicaciones de uso civil, en el campo de la observación de alta resolución

GMV, que es líder en el segmento terreno de misiones espaciales y primer proveedor independiente del mundo de Sistemas de Control en Tierra para operadores de satélites comerciales de telecomunicaciones, cuenta en este proyecto con un presupuesto de 3 millones de euros. Para Jorge Potti, director general Aerospace de GMV “asumir el desarrollo del centro de control de PAZ supone para GMV un gran reto a la altura de su experiencia ya que es una misión compleja desde el punto de vista tecnológico y con un calendario de entregas muy exigente”.

El satélite pesa unos 1.400 kilos y mide unos cinco metros de longitud y 2,4 de diámetro, con perfil hexagonal. Cada día dará 15 vueltas a la tierra a una velocidad de 7 kilómetros por segundo, sobrevolando España 2,6 veces cada día.

El PNOT está compuesto también por otro satélite, de tecnología óptica denominado INGENIO. Juntos harán posible la observación global del territorio nacional, llevando a España a ser el primer país europeo que dispone de un sistema dual (óptico y radar) de observación con doble uso, civil y militar, que una vez operativos permitirán múltiples aplicaciones.

 


 

Para más información:

Fran Martínez Fadrique
Director de Programas Aerospace
marketing@gmv.com