¿Es posible hablar de cajeros automáticos en la transformación digital de la banca?

GMV colabora en ATMIA Next Gent Champion aportando la visión de lo que tiene que ser la ciberseguridad de este nuevo modelo, en el que la interoperabilidad de ambos canales abre la puerta a nuevos riesgos que hay que saber gestionar desde el primer día

Vivimos en una era digital en el que las organizaciones se enfrentan a un entorno volátil repleto de retos y oportunidades. Los negocios y las empresas de todos los sectores están evolucionando en la dinámica digital, creando nuevos ecosistemas basados en modelos de negocio disruptivos y soluciones tecnológicas innovadoras adaptadas a las necesidades. En el sector financiero, hace más de 50 años se instaló el primer cajero automático en una sucursal del Banco Barclays y desde entonces ha logrado adaptarse a los cambios generacionales para ofrecer a los clientes el mejor servicio.

En la actualidad, y probablemente durante muchos años, el teléfono móvil es la tecnología de consumo número uno y si los cajeros automáticos no se conectan a estos dispositivos seguramente perderán parte de su atractivo para millones de consumidores. Conscientes de ello, ATMIA (ATM Industry Association) ha puesto en marcha un proyecto para crear un nuevo modelo de API App interoperable a nivel mundial para cajeros automáticos. Esta iniciativa conduce a una completa reinvención y renacimiento de la industria de los cajeros automáticos, con el objetivo de lograr una sinergia entre los 3,2 millones de cajeros automáticos en el mundo y más de 5.000 millones de teléfonos móviles.

El proyecto está formado por un Consorcio de más de 200 distribuidores y proveedores relacionados con la industria de cajeros automáticos, conocido como ATMIA Next Gen Champions. Desde GMV colaboramos en esta iniciativa aportando nuestra visión de lo que tiene que ser la ciberseguridad de este nuevo modelo, en el que la interoperabilidad de ambos canales abre la puerta a nuevos riesgos que hay que saber gestionar desde el primer día.

El objetivo es garantizar que los cajeros automáticos puedan participar plenamente en la transformación digital de la banca, sin restringir la innovación o la diferenciación competitiva, al tiempo que se abordan los posibles obstáculos mediante la investigación, el análisis y el consenso.

Durante años en GMV hemos aportado a las entidades financieras una visión práctica para evaluar, diseñar, implantar y verificar las medidas de ciberseguridad más avanzadas y adecuadas, en términos de inversión y eficacia. Hace más de una década GMV recibió un reto; conseguir que los cajeros automáticos tuviesen un software que les protegiera de los ciberataques que por aquel entonces comenzaban a surgir. Tras un excepcional trabajo de investigación, desarrollo y colaboración nació checker ATM Security, la solución específicamente diseñada para cajeros automáticos que a día de hoy es líder en el mercado protegiendo más de 160.000 cajeros de 60 clientes extendidos por 30 países del mundo.

ATMIA NEXT GEN CHAMPIONS (VIDEO)