Tarifas dinámicas en el transporte público: paga por lo que realmente usas

Tarifas dinámicas

Los sistemas de ticketing tradicionales y más extendidos en la actualidad tienen una gran dependencia del soporte del título de transporte, ya sea tarjeta sin contacto, billete magnético o billete de papel. Este tipo de soportes obliga al usuario habitual del transporte público a llevarlo siempre encima además de otro tipo de inconvenientes, siendo el principal el hecho de utilizar un sistema de prepago donde se debe decidir de antemano qué tarifa es la más adecuada (bono por viajes, abono temporal, monedero,…) y abonarla para que el saldo se almacene en la tarjeta.

Las tecnologías de comunicaciones actuales permiten superar la limitación de los sistemas “off-line” o de “bucle cerrado” y permitir otros sistemas de bucle abierto o basados en cuentas (Account Based Ticketing) donde el usuario simplemente necesita un modo de identificación (token) de tal forma que los pagos puedan realizarse contra una cuenta del usuario y no contra el saldo de su tarjeta de transporte.

Estos medios de identificación pueden ser diversos, siendo el más extendido la tarjeta bancaria (tarjeta EMV) pero también puede ser el teléfono móvil con NFC o código QR y la app correspondiente, u otro tipo de medios como carnet de estudiante o tarjeta ciudadana. La clave de este tipo de sistemas es que la gestión tiene lugar en la nube y la empresa de transporte liquida las transacciones en función del uso que el usuario hace del servicio.

Las ventajas para el usuario son evidentes: ya no se realiza un prepago ni se toman decisiones de antemano sobre el tipo de tarifa; el viajero paga a posteriori en función del uso dentro de un determinado periodo. Por ejemplo, si el coste del billete sencillo es de 1€ y la tarifa semanal es de 10€, en el momento en que el usuario realiza 10 viajes dentro de una misma semana lo máximo que va a pagar serán 10€, es decir el resto de validaciones que haga esa semana no se le van a cobrar.

También hay importantes ventajas para el operador, entre ellas el ahorro que supone no tener que emitir y gestionar miles de tarjetas de transporte.

En GMV se han dado pasos importantes en esta dirección disponiendo en la actualidad de dispositivos de validación a bordo capaces de validar tarjetas bancarias EMV, como la validadora TV10 y la expendedora DTD100 y varios clientes han confiado en GMV para poner en marcha estos sistemas de nueva generación, como el Consorcio de Transportes de Mallorca, el Transporte Urbano Comarcal de Pamplona o SURBUS Almería.

Y a ti ¿te parecen útiles las tarifas dinámicas?

Autor: Isidro Prieto Valderrey

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de GMV
The author’s views are entirely his own and may not reflect the views of GMV
Share

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      I accept the privacy policy Acepto la Política de Privacidad

    Basic Data-Protection information:

    Data-protection supervisor: GMV Innovating Solutions SL
    Purpose: Answer questions, respond to user complaints and recommendations, receive job applicants resumes and career information.
    Legitimation: Consent of data subject
    Addresses: Grupo GMV companies
    Rights: Access, rectify and cancel data plus other rights, as explained in additional information
    Additional information: You can check out the additional and detailed data-protection information on our website:Privacy Policy

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing

    206 Total Views