Smart cities: El reto de la movilidad y la calidad del aire

smart cities

Al menos el 60% de la población de la Unión Europea vive actualmente en núcleos urbanos de 10.000 o más habitantes y su movilidad genera el 40% de todas las emisiones de CO2. En 2050 más de dos tercios de la población mundial residirá en ciudades, que ya son responsables de más de un 70% de emisiones de CO2 en todo el mundo y generan el 80% del PIB global.

En el caso concreto de nuestro país, Naciones Unidas prevé que a mediados de este siglo, el 90% de los habitantes de España vivirá en ciudades.

Nos encontramos ante un reto sin precedentes, ya que nuestras ciudades están pidiendo un modelo de movilidad más sostenible que sea capaz de dar respuesta a las muchas necesidades que se presentan para el ciudadano hoy en día. Es imprescindible poder garantizar la movilidad de los ciudadanos, a la vez que se consigue respetar el medioambiente y se reduce el impacto sobre el mismo de las diferentes acciones de movilidad de la población urbana.

La movilidad de los ciudadanos es una de las actividades que mayor impacto tienen en la calidad del aire de las ciudades y esta se encuentra estrechamente relacionada con el bienestar de la ciudadanía, la sostenibilidad y la habitabilidad de las ciudades. Debemos tener en cuenta que la polución mata a unos siete millones de personas al año en todo el mundo, según la OMS, que la califica como una «pandemia». Reducir las emisiones contaminantes de los vehículos, de las industrias y de las viviendas es una prioridad.

Como tal, mejorar la calidad del aire es uno de los principales desafíos de las ciudades a nivel medioambiental, por lo que resulta necesario apostar por la innovación y el desarrollo sostenible por igual.

El marco legislativo sobre la calidad del aire es variado. La normativa europea en vigor viene establecida por diversas Directivas como la Directiva 2008/50/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa (), y en el ámbito nacional existen diferentes instrumentos legislativos como la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera, de 16 de noviembre de 2007 o el Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire, que, transpone la Directiva 2004/107/CE y la Directiva 2008/50/CE.

Existen diferentes medidas que se pueden adoptar para contribuir a mejorar la calidad del aire, muchas de ellas con una fuerte componente tecnológica e innovadora. Si nos fijamos en los problemas asociados a la movilidad urbana que contribuyen a empeorar la calidad del aire, de forma casi inmediata pensaremos en el tráfico y los grandes atascos a los que debemos enfrentarnos casi a diario, si vivimos en grandes áreas metropolitanas.

La gestión de miles y miles de vehículos en hora punta nunca ha sido un problema trivial, y las aglomeraciones de tráfico suponen contaminación, ruido, estrés para las personas y también riesgo de accidente.

¿Qué estamos haciendo desde GMV para contribuir a que este problema sea cada día un poco menos preocupante?

Ciertamente son muchas las soluciones que aportamos en el sector del transporte público y también en el privado que contribuyen a hacer más atractiva la movilidad de los ciudadanos, así como más segura y más eficiente desde el punto de vista energético.

Si nos centramos en aquellas soluciones emergentes que vamos desplegando cada día y que nos permiten poner nuestro granito de arena en toda esta situación podemos mencionar los servicios cooperativos (C-ITS) en los que los vehículos y la infraestructura pueden dialogar, nos permiten que los vehículos puedan acercarse a una velocidad óptima a los semáforos como para no tener que detenerse (GLOSA) o priorizar el paso de determinados vehículos, como los autobuses o las ambulancias en determinados corredores de forma que evitemos accidentes y atascos que pueden derivarse a partir del paso de estos vehículos.

Los paneles de mensajes variables virtuales que permiten recibir información a bordo del vehículo y nos permiten adaptar nuestra ruta o nuestra velocidad a partir de la situación o el evento hacia el que nos dirigimos.

VMS

Estos son sólo algunos de los ejemplos que podemos mencionar.

Menos populares pueden ser algunos esquemas como los que ya llevan años funcionando en las ciudades de Londres (CLoCCS, Estocolmo u Oslo, pero que han probado ser muy exitosos a la hora de permitir reducir los niveles de intensidad de tráfico en estas grandes urbes.

GMV aporta una sobrada experiencia en tecnologías –como el GNSS- y su aplicación en plataformas Smartphone o equipamiento vehicular embarcado, que facilitan el despliegue de este tipo de esquemas, a la vez que aportan una gran flexibilidad y versatilidad para poder adaptarlos de manera dinámica a las necesidades concretas de un área determinada, siendo, además soluciones óptimas desde el punto de vista económico. La propuesta de GMV se basa en la definición de perímetros virtuales que pueden detectarse gracias a funcionalidades de geofencing implementadas en el Smartphone del usuario o en el propio vehículo.

Smart Cities

El Sistema puede implementar diferentes modalidades de tarificación para poder acceder al centro de la ciudad (basado en tiempo, distancia recorrida, el acceso a determinadas áreas o combinaciones de varios). La gestión de los niveles de congestión se puede implementar a nivel de plataforma remota (con el desarrollo de reglas que gestionan el nivel de ocupación y las condiciones que facilitan la regulación de acceso) o mediante la integración de elementos de terceros (como los sistemas de gestión de tráfico de la ciudad) para informar a la plataforma de las condiciones de tráfico y de las restricciones en los accesos que se han de derivar de las mismas.

GMV está comprometido con el medio ambiente, la movilidad y la sostenibilidad en las ciudades para que estas puedan ser cada vez más inteligentes. La oferta tecnológica de GMV en automoción, movilidad y transporte público se pone al servicio del bienestar y de la salud de los habitantes de las urbes, grandes o pequeñas para que lo primero sigamos siendo siempre las personas.

 Autor: Sara Gutiérrez Lanza

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de GMV
The author’s views are entirely his own and may not reflect the views of GMV
Share

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      I accept the privacy policy Acepto la Política de Privacidad

    Basic Data-Protection information:

    Data-protection supervisor: GMV Innovating Solutions SL
    Purpose: Answer questions, respond to user complaints and recommendations, receive job applicants resumes and career information.
    Legitimation: Consent of data subject
    Addresses: Grupo GMV companies
    Rights: Access, rectify and cancel data plus other rights, as explained in additional information
    Additional information: You can check out the additional and detailed data-protection information on our website:Privacy Policy

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing

    1.597 Total Views