La importancia de 4G en el mercado

A mediados de 2013 los principales operadores españoles de telefonía móvil dedicaron gran parte de sus mensajes publicitarios para anunciar el lanzamiento de 4G, una nueva tecnología llamada a mejorar la experiencia de uso de los dispositivos móviles. Desde entonces hemos visto muchas noticias de 4G relacionadas con nuevos terminales, las frecuencias del dividendo digital o los jaleos con algunos virtuales. Sin embargo, viendo las cifras de portabilidad no parece que hasta ahora haya marcado una ventaja competitiva clara y parece que su impacto en el mercado está siendo menor del que algunos pronosticaban. Al menos por el momento.

Ventajas del 4G

La principal aportación de la arquitectura de redes de 4G (cuarta generación) o LTE (Long Term Evolution) consiste en que el terminal se comunica con la red únicamente mediante envío de paquetes IP, desapareciendo la posibilidad de establecer llamadas por circuitos. Esto simplifica mucho los protocolos, disminuye drásticamente la señalización y permite que las comunicaciones (de cualquier tipo) sean mucho más eficientes. Adicionalmente añade una serie de mejoras en la parte radio que permiten incrementar notablemente la cantidad de información que se puede enviar/recibir en el mismo ancho de banda.

Sumando estos dos efectos lo que se consigue son comunicaciones móviles con latencias muy bajas y anchos de banda efectivos mucho mayores que los anteriores. En sus primeras versiones, las redes 4G permiten (al menos en teoría) alcanzar velocidades alrededor de los 100Mbits/segundo.

Según la documentación de 4G, las arquitecturas de red más sencillas permitirían unos menores costes de mantenimiento. Éste es un beneficio poco real puesto que ningún operador va a poder permitirse desmantelar las redes de tecnologías anteriores, con lo que los costes se sumarán a los ya existentes.

Las bandas de frecuencia y el dividendo digital

Atendiendo a la relevancia que las comunicaciones móviles habían tomado en la sociedad, la conferencia Mundial de Radiocomunicaciones decidió en 2007 emplear para telefonía móvil una parte de las frecuencias que estaban asignadas al servicio de televisión. A esta banda de frecuencias (790-882 MHz) es lo que se conoce como Dividendo Digital.

Estas frecuencias, que el gobierno de España subastó por unas sumas millonarias en el año 2011, a día de hoy siguen ocupadas por canales de televisión. Está previsto que queden liberadas en enero de 2015 pero todavía no es seguro que esa fecha se vaya a cumplir.

Esas frecuencias, mucho más bajas que las utilizadas actualmente por 4G (son incluso más bajas que las del GSM inicial) permiten dar una cobertura mucho mayor por tener menores pérdidas de propagación, especialmente para interiores.

Los usuarios notaremos más cobertura, menos problemas en interiores, mayores velocidades y previsiblemente un menor consumo de batería.

En la parte negativa, a los usuarios también nos tocará volver a sintonizar los televisores y en muchos casos tener que adaptar las antenas a los nuevos canales.

Mercado actual en operadores españoles

De momento ofrecen tarifas 4G los cuatro operadores con red (Vodafone, Movistar, Orange y Yoigo) además de Amena, que pese a funcionar como virtual es una segunda marca de Orange. La política de todos es muy parecida, se ofrece en casi todas las tarifas de contrato (todos excluyen el prepago y algunas de las tarifas más bajas) y sin coste adicional. De momento no existen tarifas exclusivas ni condiciones demasiado especiales, incluso se siguen manteniendo los mismos límites de descargas de datos que nacieron para 3G hace unos años.

El resto de operadoras virtuales de momento no han tenido la posibilidad de ofrecerlo. Lógicamente los operadores que han adelantado las inversiones para este despliegue intentan maximizar el plazo en el que tienen una ventaja competitiva, lo que ha generado algunos conflictos como el de Pepephone con Vodafone.

Sin embargo, viendo el mercado de portabilidades no parece que de momento 4G esté siendo un factor de peso a la hora de elegir operador. En el último año quienes presentan mejores crecimientos de clientes son virtuales sin 4G.

Podemos encontrar varios motivos que justifican la poca relevancia que las redes 4G ha tenido de momento en el mercado. En primer lugar hasta ahora la penetración de terminales 4G no ha sido significativa, aunque parece que todos los fabricantes se han lanzado a presentar modelos compatibles y es de esperar una evolución en poco tiempo.

Además, para el mercado actual de “smartphones” la influencia de 4G no es demasiado clara. Tanto los navegadores móviles como, sobre todo, las aplicaciones de mayor uso están optimizadas para 3G y no necesitan descargarse grandes cantidades de datos. Es previsible que a medio plazo aparezcan nuevas aplicaciones o usos que aprovechen las capacidades de las redes 4G pero no ha sucedido hasta la fecha.

Por otra parte, las tarifas ofrecidas hasta ahora siguen manteniendo limitaciones en el volumen de descarga de datos (los famosos “capados”) lo que imposibilita el uso real de 4G para videos en streaming en alta calidad o para descarga rápida de ficheros de gran volumen que es justamente donde destacaría 4G.

Influencia de 4G en el futuro

Para que 4G produzca movimientos “de peso” en el mercado tienen que darse varias circunstancias. En primer lugar, tanto la penetración de estos terminales como las coberturas tienen que crecer. Tendremos que esperar a que la migración a las frecuencias bajas produzca los beneficios esperados para que los usuarios noten una gran diferencia.

Es fundamental que los operadores adapten sus tarifas a esta tecnología, eliminando las restricciones por volumen.

Si pensamos en smartphones, será necesario además que surjan usos o aplicaciones que aprovechan las nuevas capacidades. Aun así, mi opinión es que aquí no habrá una gran “revolución”. Es seguro que los terminales 3G seguirán existiendo un largo periodo de tiempo por lo que serán excepcionales los desarrolladores que se dediquen en exclusiva a redes 4G.

Si pensamos en tablets o en conexiones portátiles, las prestaciones de 4G pueden empezar a aportar valor. El tamaño de la pantalla juega en este caso un papel fundamental. A mayor pantalla/resolución mayores son las necesidades de la conexión de datos para vídeo en tiempo real o navegación web.

Pero en mi opinión donde 4G puede ser claramente disruptivo es en el mercado de banda ancha como clara alternativa a ADSL e incluso a la fibra óptica. Cuando se produzca el movimiento a frecuencias más bajas y se consigan buenas coberturas en interiores esta tecnología podrá ser capaz de dar conectividades estables y con elevados anchos de banda.

Las ventajas de estas soluciones pueden ser determinantes: despliegue muy rápido con un coste mucho menor, sin tener que pagar peaje a un tercero (el famoso “coste de línea” de los ADSL de toda la vida) y además ofreciendo movilidad al usuario que se podrá llevar su router y su conectividad a cualquier sitio donde tenga cobertura 4G y un enchufe de luz.

La posición de los principales operadores

A partir de 2015 va a resultar muy interesante ver cómo apuestan los diferentes operadores por un producto de este tipo.

Los únicos que de momento están lanzando este servicio son Orange y su hermano pequeño Amena. Ofrecen dos ofertas diferentes con limitaciones de velocidad. Lo oferta de Orange además está bastante escondida en su página web por lo que es probable que a corto plazo lancen algo más decidido.

Según mi opinión quien podría ganar más con esta apuesta sería Yoigo, que carece de oferta propia de banda ancha y para defenderse tiene que revender Fusión de telefónica. Lo más probable sería esperar que lancen algo de este estilo para poder tener una oferta integrada propia e intentar recuperar el sitio que está perdiendo en los últimos meses. Me atrevería a apostar que ya lo están preparando. Por desgracia para ellos es el único operador que no tendrá frecuencias en banda de 800 lo que puede ser una desventaja a partir de 2015.

En el lado opuesto se encuentra Movistar. Es previsible que se resista a lanzar algo de este estilo ya que es quien tiene más ventaja con los despliegues de fibra óptica y por tanto quien puede perder más en el nuevo escenario.

En medio queda Vodafone a quien comercialmente seguro que le interesa pero que se puede encontrar con una mano atada intentando dar valor a la multimillonaria compra de Ono.

En cualquier caso, parece que por fin la libre competencia puede llegar de verdad al mercado de banda ancha lo que sin duda beneficiará a los usuarios y provocará cambios drásticos en el mercado.

Enlaces relacionados

Autor: Crescencio Lucas Herrera

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de GMV
The author’s views are entirely his own and may not reflect the views of GMV
Share

    2 opiniones en “La importancia de 4G en el mercado

    1. Fernando Aristigueti

      Realmente la tecnología es muy buena. Ha traído grandes ventajas en la funcionalidad de los smartphones. Desde que compre un Smartphone en Personal con tecnología 4G lo he aprovechado al máximo La velocidad de descarga es sorprendente. Lo único contraproducente es el desgaste de la batería pero del resto todo excelente.

      Habían cosas que no sabía de la tecnología 4G, como los de la bandas, gracias por informar por medio de este artículo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      I accept the privacy policy Acepto la Política de Privacidad

    Basic Data-Protection information:

    Data-protection supervisor: GMV Innovating Solutions SL
    Purpose: Answer questions, respond to user complaints and recommendations, receive job applicants resumes and career information.
    Legitimation: Consent of data subject
    Addresses: Grupo GMV companies
    Rights: Access, rectify and cancel data plus other rights, as explained in additional information
    Additional information: You can check out the additional and detailed data-protection information on our website:Privacy Policy

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing

    11.378 Total Views