LA DURACIÓN DE LOS AÑOS

En nuestra vida cotidiana solemos utilizar de forma habitual el concepto de año como referencia temporal. Se usa para medir la longevidad de algo y para situar de forma ordenada acontecimientos importantes. Aunque parece fácil de entender y de manejar quizás resulte interesante realizar una breve reflexión de a qué nos referimos exactamente y cómo ha evolucionado este concepto a lo largo de la historia.

 

¿Qué es un año?

La primera aproximación a lo que significa un año parece obvia aunque puede resultar engañosa. Según el modelo del polaco Nicolás Copérnico todos entendemos que la Tierra gira alrededor del sol y que tarda un año en dar una vuelta. Por tanto un año debe ser el tiempo que transcurre desde que la Tierra está en un punto en el espacio respecto al sol hasta que vuelve a estar exactamente en la misma posición. A este concepto se le llama año sidéreo o sideral y con nuestra moderna tecnología puede medirse resultando ser de 365 días, 6 horas, 9 minutos, 9’7632 segundos (365,25636 días). Esta referencia es interesante para los astrónomos y astrólogos que quieran conocer y predecir la posición del sol en el firmamento visto desde la Tierra.

Sin embargo, el interés real del año es conocer como suceden las estaciones y poder predecir los cambios climáticos asociados. Resulta que esto no tiene relación alguna con la posición de la Tierra en el espacio sino con la posición del sol con respecto a la inclinación del eje terrestre. Dicho de otro modo, lo realmente importante es saber con exactitud el intervalo de tiempo que transcurre entre dos posiciones idénticas del eje de la Tierra y el Sol. Este intervalo se mide entre dos equinoccios de primavera y resulta ser de 365 días, 5 horas, 48 minutos, 45’98 segundos (365,2422 días). Esto es lo que se conoce como año trópico o tropical.

traslacion de la tierra

Por aclarar las ideas, esta pequeña diferencia entre los dos años es debido al movimiento de precesión del eje de la Tierra. La precesión es un giro, como el cabeceo de una peonza, que modifica la dirección a la que apunta dicho eje. Se trata de un giro lento que tarda unos 25.776 años en completar una vuelta y que provoca que cada año el sol se encuentre en una posición ligeramente diferente en cada equinoccio. Una curiosidad asociada a este pequeño efecto es que la posición del sol en la actualidad está desplazada y ya no se corresponde con la constelación del signo del zodiaco que se estableció hace varios miles de años. Por ejemplo el 21 de Marzo el sol debería estar entrando en la constelación de Aries cuando realmente se encuentra en Piscis.

 

Años juliano y gregoriano

Centrándonos en el año trópico, el objetivo a lo largo de la historia ha sido conseguir ese año en el que los equinoccios suceden siempre en la misma fecha. Hacia el año 46 A.C. y basándose en la experiencia acumulada por los egipcios a Julio Cesar le pareció una aproximación razonable un año de 365,25. Para ello se decidió que de cada cuatro años tres tienen 365 días y uno 366 (el bisiesto). A este modelo es el que se conoce como calendario Juliano, en referencia al romano y no a la famosa sopa.

Con el transcurso de los siglos se observó que la cosa no funcionaba del todo bien. El equinoccio de primavera se había adelantado considerablemente y ya no era el 21 de Marzo. Así a finales del siglo XVI un papa llamado Gregorio XIII decidió arreglar la situación estableciendo en 1582 un nuevo modelo de año al que decidió llamar gregoriano. Este año tendrá 365 días con tres excepciones:

1- Se añade un día cada cuatro años (con lo que tendríamos el año juliano de 365,25 días)

2- Se resta un día cada 100 años (ahora el año sería de 365,24)

3- Se añade un día cada 400 años (finalmente el año queda de 365,2425 días)

Así, según la segunda regla de excepción los años 1700, 1800 y 1900 tuvieron tan solo 365 días. Sin embargo debido a la tercera regla sí que fueron bisiestos los años 1600 y 2000, el año que venía con “efecto”.

Con este modelo, que es el que sigue vigente, el error cometido es de aproximadamente 3 días cada 10.000 años. Evidentemente en esa época no podían percibir tan minúsculo error. Un dato que resulta extraordinario es que parece ser que anteriormente la civilización maya había conseguido organizar un año de 365,2420 días, más exacto que el que tenemos nosotros en el siglo XXI.

 

Algunas curiosidades

Volviendo con el Papa Gregorio XIII, tras establecer el nuevo criterio de años bisiestos, todavía estaba pendiente arreglar el desfase provocado hasta esa fecha. Para ello se decidió que en 1582 después del 4 de Octubre se pasaba al día 15. Resulta inimaginable el lío que sería hacer eso en la actualidad. Incluso en aquellos tiempos hubo numerosas consecuencias. Según parece Santa Teresa de Jesús falleció justamente el día 4 de Octubre pero fue enterrada al día siguiente que resultaba ser el día 15.

Con la mentalidad actual podría resultar sorprendente que cambiar el calendario fuera responsabilidad de un papa. En primer lugar tenemos que pensar que en esa época no existía ninguna organización internacional capaz de orquestar un cambio de este calibre. Por otra parte, para la iglesia el tema del calendario era de vital importancia ya que una gran parte de las fechas religiosas están basadas en estos conceptos. La fecha de referencia del cristianismo con la que se establecen todas las fiestas móviles es el domingo de Pascua (o de resurrección). Esta fecha fue establecida en el concilio de Nicea como el primer domingo tras la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Por eso necesitamos conocer las fases lunares para saber cuándo va a ser el puente de Semana Santa cada año.

Otra curiosidad relacionada con esta historia es que puesto que el nuevo modelo fue instaurado por un Papa, en principio fue aceptado únicamente por los países católicos. Los anglicanos no lo utilizaron hasta 1752 por lo que hasta esa fecha acontecimientos que sucedían el mismo día tenían fechas diferentes según el país. Peor aún fue el caso de algunos países ortodoxos que no adoptaron el nuevo calendario hasta bien entrado el siglo XX. Concretamente Rusia decidió hacer el cambio el día 31 de Enero de 1918. Es debido a esto que los sucesos conocidos como el Octubre rojo ocurrieran en realidad en 1917 los días 6 y 7 de Noviembre.

Enlaces de interés

Autor: Crescencio Lucas Herrera

Visita nuestra web para más información

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de GMV
The author’s views are entirely his own and may not reflect the views of GMV
Share

    Una opinión en “LA DURACIÓN DE LOS AÑOS

    1. José Carlos Baquero

      El otro día descubrí que Miguel de Cervantes y William Shakespeare no fallecieron el mismo día (aunque así nos lo enseñaron en la escuela) debido a que Inglaterra y sus colonias no adoptaron el calendario Gregoriano hasta 1752. Así cuando Cervantes murió el 23 de abril de 1616 (calendario Gregoriano), en Inglaterra aún era el 13 de abril 1616 (calendario Juliano) y Shakespeare vivió apenas 10 días más hasta el 3 de mayo de 1616 (calendario Gregoriano).

      Por otro lado, acabo de comprobar que tampoco hay unanimidad en la Wikipedia en cuando murieron estos dos grandes genios. A Cervantes le ponen que falleció el 22 de abril de 1616 (https://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_de_Cervantes)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      I accept the privacy policy Acepto la Política de Privacidad

    Basic Data-Protection information:

    Data-protection supervisor: GMV Innovating Solutions SL
    Purpose: Answer questions, respond to user complaints and recommendations, receive job applicants resumes and career information.
    Legitimation: Consent of data subject
    Addresses: Grupo GMV companies
    Rights: Access, rectify and cancel data plus other rights, as explained in additional information
    Additional information: You can check out the additional and detailed data-protection information on our website:Privacy Policy

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing

    14.041 Total Views