¿Internet seguro? nuestro futuro y libertad en juego

Mientras que la tecnología sigue con su ritmo de evolución imparable, la sociedad aumenta su desconfianza en el uso de aplicaciones, dispositivos y del conjunto de Internet. ¿Qué consecuencias tienen mis acciones en la red? ¿De qué manera se puede impedir la proliferación de fake news? ¿Cómo evitar el acceso a contenido inapropiado? ¿Qué hay que hacer para asegurarse que las nuevas tecnologías sean beneficiosas y seguras para todos?… Surgen muchas dudas y preocupaciones sobre la hiperconectividad que sintetiza la situación actual del ser humano, destacando por encima de todo el reto de la Ciberseguridad y Privacidad como piezas clave para hacer un uso adecuado de Internet y de todas las herramientas que pone a nuestro alcance. Hoy 5 de Febrero, Día Internacional de Internet Segura, es un buen día para analizar la situación actual y promover el trabajo conjunto con el objetivo de mejorar en conductas responsables y preventivas que nos alejen de posibles amenazas.

 

Día_Internacional_Internet_Segura_ESP

 

El uso de Internet se ha convertido en un imprescindible para la sociedad y el entorno empresarial, pero es evidente que queda mucho camino por recorrer en el ámbito de la confianza y en la aplicación de medidas de seguridad. Existe una corriente de opinión que responsabiliza a la falta de educación como responsable de la negligencia en este ámbito, haciendo referencia a la poca o nula sensibilización y concienciación de los riesgos que proliferan en la red. Aunque este caso parezca una batalla perdida para algunos, cada día aprendemos un poco más y es vital no dejar de invertir en ello a todos los niveles, dejando atrás los mensajes del miedo y abundando en el de la responsabilidad.

Echemos una mirada al 2018, un año especialmente polémico por cuestiones de seguridad y privacidad tras numerosos casos de fugas de datos de empresas, recogida de información personal o la propagación de bulos. Portadas de periódicos marcadas por el escándalo de Facebook y la consultora Cambridge Analytica, que fueron acusados de acceder a datos de los usuarios de la plataforma sin su consentimiento para intereses políticos y la propagación de noticias falsas. Los datos se han convertido incuestionablemente en el oro del Siglo XXI, nos encontramos desde registros médicos hasta tarjetas de crédito, pasando por credenciales de acceso o información sobre hábitos de compra, vida y opinión suficientes para crear una inmensa base de datos que podría ser manejada con intereses sociales, económicos, electorales o incluso destructivos.

¿Cuál es la solución? ¿Guardo mis datos debajo del colchón? Evitar los enlaces sospechosos, no acceder a sitios web de dudosa reputación, utilizar redes Wi-Fi conocidas, actualizar el sistema operativo y aplicaciones, realizar descargas desde sitios web oficiales, uso de contraseñas complejas, utilizar tecnologías de ciberseguridad… son solo algunas de las técnicas para disminuir el riesgo y exposición de amenazas. A nivel empresarial, la ciberseguridad debe tenerse en cuenta desde el principio y estar en el centro de cualquier iniciativa de transformación digital. Es importante trabajar con visión y antelación para evitar los accesos incontrolados a los datos sensibles, garantizar el registro y trazabilidad de todos los datos personales, y ayudar a cumplir con la legislación vigente, como GDPR.

En referencia al GDPR, los efectos del Reglamento Europeo de Protección de Datos en vigor desde mayo de 2018 comenzarán a consolidarse en 2019. No obstante, este nuevo marco legal de privacidad afectará a toda innovación desde su fase inicial lo cual planteará muchos desafíos.

Ciberamenazas más sofisticadas y ciberespionaje a la orden del día

Año tras año tenemos la misma noticia a nivel mundial; las ciberamenazas aumentan y cada vez son más complejas. En 2019, los ciberataques usarán algoritmos y técnicas más sofisticadas para desarrollar ataques más inteligentes que sean capaces de superar las medidas de ciberseguridad. En esta línea, los delincuentes van buscando el daño de manera indiscriminada, por lo que se puede asegurar que nadie está a salvo de un ciberataque y, como consecuencia de ello, es necesario tener en cuenta la inversión en resiliencia para superar situaciones reales del pasado reciente. Como resultado, la empresa ciberresiliente puede introducir con seguridad innovaciones y nuevos modelos de negocio, ganándose la confianza del cliente y continuando con su crecimiento.

En definitiva, promover el uso seguro y responsable de Internet es una responsabilidad de todos, apostemos por un futuro más seguro e impulsemos la colaboración por el bien común.

Autor: Eric Polvorosa

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de GMV
The author’s views are entirely his own and may not reflect the views of GMV
Share

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      I accept the privacy policy Acepto la Política de Privacidad

    Basic Data-Protection information:

    Data-protection supervisor: GMV Innovating Solutions SL
    Purpose: Answer questions, respond to user complaints and recommendations, receive job applicants resumes and career information.
    Legitimation: Consent of data subject
    Addresses: Grupo GMV companies
    Rights: Access, rectify and cancel data plus other rights, as explained in additional information
    Additional information: You can check out the additional and detailed data-protection information on our website:Privacy Policy

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    WP-SpamFree by Pole Position Marketing

    2.644 Total Views