Ayuda humanitaria

Ayuda humanitaria a través de perros y tecnología GPS para rescate de víctimas en zonas de desastres

GMV desarrolló hace unos años, el osmógrafo, un sistema revolucionario de soporte a los equipos caninos de búsqueda y rescate. Mediante posicionamiento GPS y sensores meteorológicos, determina el área de búsqueda cubierta por el olfato del perro. De este modo, el osmógrafo ayuda a identificar los espacios no rastreados, aumentando las posibilidades de encontrar a las víctimas y mejorando la eficiencia de las operaciones de búsqueda.

Se dota a los perros con un receptor GPS y una radio para transmitir su posición de forma automática a la estación de control. Se dispone además de una base de datos con los patrones olfativos de cada perro, el sistema genera un mapa automático de la zona afectada, según el perro se va desplazando por la zona afectada, el sistema va dibujando las zonas cubiertas por los perros, de tal forma se asegura que no se deja ninguna zona sin rastrear, y que ningún perro se pierda, algo relativamente frecuente cuando se cubren zonas muy extensas de terreno, zonas abruptas o de visibilidad reducida.

El osmógrafo se opera desde un portátil con la ayuda de un dispositivo meteorológico que mide la velocidad y la dirección del viento y dispositivos de posicionamiento en collares especialmente diseñados para perros de búsqueda y rescate.

GMV PRODUCTOS/SERVICIOS