Coche Autónomo

La conducción autónoma no sólo representa el siguiente paso en la evolución de la tecnología, sino que también proporciona valor añadido en varios aspectos, en particular para el conductor. Los beneficios incluyen relax, mayor tiempo disponible, mejoras en la seguridad, mayor confort y movilidad mejorada y más eficiente, además de la posibilidad de desplazarse a la vez que se reduce el impacto de la movilidad sobre el medio ambiente.

La conducción autónoma hará de nuestra movilidad una experiencia más confortable y placentera y nos ayudará a conseguir otros importantes objetivos: mayor seguridad vial, ‘visión zero’ en accidentes de carretera y un tráfico más fluido, así como una reducción en el consumo de combustible y emisiones.

APLICACIONES

  • Traffic Jam Assistant: Los atascos son estresantes y conllevan un elevado riesgo de impactos y alcances entre los vehículos – un ejemplo de aplicación de conducción autónoma donde el conductor simplemente debe presionar un botón para que el vehículo se encargue de conducir en esta tediosa situación. Frenar, arrancar y mantener una distancia de seguridad adecuada respecto al vehículo precedente se llevan a cabo, mientras el conductor puede dedicarse a realizar otras tareas.
  • Parking Companion: Esta aplicación permite a cualquier conductor estacionar cómodamente en cualquier espacio. El vehículo escanea de forma automática el área de aparcamiento para identificar un espacio adecuado al mismo tiempo que se desplaza y posteriormente sugiere un espacio al conductor. Si el conductor accede, el vehículo se encarga del resto: maniobras, aceleración controlada y frenadas hasta que el vehículo se encuentra perfectamente aparcado.
  • Cruising Chauffeur: Los largos trayectos por autopista pueden ser algo más relajante. Una vez activado, el vehículo toma el control del vehículo y se desplaza por la autopista ajustando su velocidad a las condiciones del tráfico y las normas aplicables. El vehículo se mantiene en su carril de manera segura y el conductor no necesita tomar el control hasta que abandone la autopista – lo que es anunciado por el vehículo con la antelación suficiente.
  • "Garage Parking" Remoto: Esta aplicación facilita enormemente el aparcamiento del vehículo. Cuando el vehículo se aproxima a un garaje, los sensores del vehículo identifican el recorrido y el garaje. El conductor se baja del vehículo y delega la maniobra en el vehículo. Tecnología basada en cámaras permiten detectar la estructura del garaje y se guía al vehículo de manera automática hasta que ha quedado perfectamente aparcado. El vehículo permanece entonces en un modo seguro en su posición final de aparcamiento.

TECNOLOGÍA PUNTERA

  • Dispositivos de posicionamiento altamente preciso y con integridad: tecnologías innovadoras de posicionamiento con una alto grado de fusión de datos de diferentes sensores vehiculares y basadas en elementos diferenciadores como el servicio PPP (Precise Point Positioning), el uso potencial del modelo ionosférico de Galileo y la aportación de una capa de integridad para analizar el grado de confianza asociado a la información de posición proporcionada por el dispositivo. La utilización de la capa de integridad es esencial: en aplicaciones safety-critical es más importante conocer si la información es fiable que si es precisa.

Tecnología de posicionamiento concebida para y orientada a la seguridad basada en la integración de múltiples fuentes de información (multi-constelación, múltiples frecuencias de señal y múltiples sensores embarcados, incluyendo cartografías) y servicios altamente precisos y fiables.

  • Tecnología que permite asignar responsabilidades (Liability): La tecnología del coche autónomo permitirá la reducción del número de accidentes y se traducirá en un incremento de la seguridad vial. Sin embargo, cuando se producen daños a las personas o a los objetos, es necesario disponer de mecanismos apropiados que permitan asignar responsabilidades. El coche autónomo traslada la responsabilidad de la tarea de conducción al vehículo y es necesario adaptarse a este nuevo escenario. A medida que se adquieren mayores niveles en la autonomía del vehículo (3 y 4), las aseguradoras analizan las nuevas líneas de responsabilidad que han de ser tenidas en cuenta en los desplazamientos basados en vehículos autónomos.

GMV lleva más de 30 años trabajando en soluciones de autenticación e integridad de la tecnología de navegación por satélite, siendo uno de los actores clave en el despliegue de los servicios de autenticación de Galileo, que permiten que la información de la señal satelital utilizada a bordo del vehículo sea confiable, contribuyendo a depurar responsabilidades en los eventos que tienen lugar en la conducción autónoma.

INNOVACIÓN

  • Se espera que la conducción autónoma avance y pueda incorporar nuevas aplicaciones; gracias a la innovación, los vehículos actuales se irán convirtiendo en vehículos autónomos progresivamente. GMV lleva trabajando años en el desarrollo de diferentes soluciones innovadoras que faciliten los diferentes niveles de autonomía.