Ciberseguridad del Coche Conectado

Como los vehículos están cada vez más conectados y son cada vez más autónomos, la seguridad y la integridad de los sistemas automotrices es una prioridad para GMV. El aumento del uso de información compartida y comunicación en el vehículo han hecho a los coches vulnerables a los ataques cibernéticos. Cada unidad de control electrónica (ECU) y la creciente variedad de sensores con los que trabajan deben estar asegurados en alguna forma, ya sea mediante cooperación, procesadores, verificación de código, protección de datos en reposo y en tránsito o bien otros medios que se han vuelto comunes en seguridad en Internet. Mientras que los fabricantes de automóviles comparten un compromiso común respecto a la ciberseguridad del vehículo, sus arquitecturas eléctricas, servicios conectados y composiciones organizativas varían.

GMV se considera afortunado de estar en una posición única para colaborar con sectores de tecnología, seguridad y automoción para avanzar en el análisis, investigación, definición de estándares y mejores prácticas sobre experiencias de conducción seguras. GMV está desarrollando una completa gama de productos para garantizar la seguridad de los vehículos autónomos y conectados a diferentes niveles y la aplicación de soluciones únicas en el sector.