Se lanzan con éxito dos nuevos satélites del sistema Galileo

Galileo 13y14_I

El día 24 de mayo, a las 08:48 GMT (10:48 CEST) los satélites Galileo 13 y 14 despegaron con éxito desde la Guayana Francesa a bordo de un lanzador Soyuz, con lo que el sistema de navegación por satélite Galileo ya tiene catorce satélites en órbita.

Con este lanzamiento, y el de otros cuatros satélites previsto para el próximo otoño, el sistema de navegación por satélite europeo GALILEO, desarrollado por la Comisión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), da un salto importante hacia su despliegue final para estar plenamente operativo en 2020.

GMV ha tenido una participación relevante en el Programa Galileo desde sus fases iniciales. Ha suministrado varios elementos clave del segmento terreno del sistema, tales como el OSPF (Orbit & Synchronisation Processing Facility), IPF (Integrity Processing Facility), SPF (Service Product Facility), FDF (Flight Dynamics Facility) y MNE (MDDN Network equipment). Actualmente, GMV es el contratista principal para la provisión de los servicios de geodesia y sincronización precisa de tiempo (TGVF) que precisa el sistema Galileo para su funcionamiento; colidera el desarrollo del Centro Europeo de Servicios de Navegación por Satélite (GSC) de la Unión Europea y lidera el contrato para el desarrollo del Demostrador del Servicio Comercial (CS) de Galileo.

Galileo 13y14_II

Este séptimo lanzamiento del programa cumplió todas las previsiones: las tres primeras etapas Soyuz situaron los satélites en la órbita baja sin problemas. A continuación, su etapa superior Fregat se encargó de llevarlos hasta su destino final en la órbita circular intermedia.

Los dos nuevos módulos se desplegaron en órbita, a una altitud cercana a los 23.500 km, unas 3 horas y 48 minutos tras el despegue. En los próximos días se llevará a cabo una exhaustiva secuencia de perfeccionamiento de la órbita con el fin de posicionar los satélites en su órbita operativa final, tras lo cual se someterán a una fase de pruebas antes de sumarse a la constelación ya en funcionamiento antes de acabar el año.

Se espera que la infraestructura de Galileo contribuya de manera decisiva en el mercado de aplicaciones y servicios de navegación por satélite, que la Agencia del GNSS Europeo (GSA) estima que para 2025 alcance los 135.000 millones de euros.