Reunión del grupo de expertos de mediciones magnéticas de la misión SWARM

La misión SWARM es una misión de la Agencia Espacial Europea diseñada específicamente para detectar las señales magnéticas emitidas por el núcleo, el manto, la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera de nuestro planeta, una información que ayudará a los científicos a comprender mejor los complejos mecanismos que regulan el campo magnético que protege a la Tierra.

Lanzada con éxito en 2013, la constelación SWARM tiene todavía algunas cuestiones abiertas relacionadas con el procesamiento de datos y el rendimiento de los instrumentos, que son de gran importancia desde un punto de vista científico.

swarm I

GMV ha tenido un papel muy importante en la misión Swarm desde sus inicios, habiendo participado en los estudios de definición de la misión; el desarrollo de un simulador para conocer las prestaciones del sistema; las tareas de diseño, desarrollo, fabricación, integración, pruebas e instalación del receptor GPS a bordo de la misión; así como el desarrollo de procesadores operacionales para procesar los datos de los instrumentos de los tres satélites y producir los productos de nivel 1b, nivel 2 y de tiempo cuasi-real.

Asimismo, bajo contrato con ESOC, GMV ha sido responsable del desarrollo del centro de control, que permite recibir y procesar la telemetría de los satélites y sus instrumentos y generar los comandos necesarios para la correcta operación de la misión, y también del desarrollo del sistema de control de órbita, que permite determinar la posición y actitud de los satélites, y generar las maniobras de corrección orbital necesarias para el correcto funcionamiento de la misión.

Desde sus oficinas de Polonia, GMV es responsable de la implementación de los procesadores L1 y L2 de SWARM y también participa en el control de calidad de los datos de SWARM.

Durante una reunión de dos días que tuvo lugar a mediados de marzo en las instalaciones de GMV en Varsovia, se debatieron algunas de estas cuestiones que quedan por resolver de la constelación, así como las mejoras implementadas recientemente en torno al procesamiento de datos. En la reunión participaron científicos, responsables de la ESA de gestión de la misión y los socios industriales de la misión, que participan en la producción y operación de los instrumentos.