GMV alerta sobre la evolución de los ataques a Infraestructuras Críticas

GMV alerta sobre la evolución de los ataques a Infraestructuras Críticas

José María Legido Riba, Director de la Región Noreste de GMV Secure e-Solutions, ha colaborado con el periódico “Diari de Tarragona” para dar a conocer a la sociedad los continuos ciberataques que están sufriendo nuestras infraestructuras críticas y la gravedad del asunto. Un tema de especial interés y que afecta al entorno de nuestra sociedad.

Concretamente España está considerado el tercer país del mundo con más agresiones cibernéticas a sus servicios esenciales, por detrás de EEUU y Reino Unido. En el estado español, el sector que concentra el grueso de los ataques, siendo más de la mitad del total, es el de las instalaciones energéticas seguidas de las infraestructuras de turismo. Para hacer frente al incremento de dichos ciberataques, organismos como la Comisión Europea están poniendo en marcha programas de Ciberseguridad como el proyecto SUAC3I (Secure User Authentication in Control Center for Critical Infraestructures), que ha sido desarrollado por un consorcio integrado por la URV, Eutelsat y liderado por GMV.

Como consecuencia de su gran experiencia en el sector de la Ciberseguridad, José María Legido ha sido el responsable de liderar el proyecto en el que han participado 12 profesionales y que ya dispone de un prototipo terminado. En el artículo de “Diari de Tarragona”, ha querido destacar cómo en las organizaciones no hay tanta preocupación en qué es lo que hacen los operadores una vez están dentro de la infraestructura y menciona que con las redes interconectadas se puede llegar a entrar de forma remota en un centro de control. También destaca del peligro real que supondría que algún empleado despedido sabotee a su antigua empresa, de que te roben el control y te exijan un rescate o incluso que un grupo terrorista tome el control de una central nuclear.

Por último, Legido añade que el futuro hacia el Internet de las Cosas y la Industria 4.0, generará dispositivos conectados de todo tipo y vulnerables a ataques que no podremos imaginar. En definitiva, lo que en pocas palabras serían “nuevos riesgos que precisarán nuevas medidas”.

Artículo Completo: Diari de Tarragona – José María Legido Riba