FOXIRIS se prepara para la segunda Competición del Desafío ARGOS

Foxiris I

Desde hace algunos meses el equipo FOXIRIS, liderado por GMV y en el que también participan IDMind, la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y la Universidad de Málaga (UMA), está trabajando intensamente para mejorar la solución robótica Foxiris presentada en junio de 2015 en la primera Competición del Desafío ARGOS.

En este tiempo todos los aspectos, desde la mecánica a la navegación, la localización y los subsistemas científicos se han revisado y reformulado, ampliando tanto las capacidades como las prestaciones del robot. Asimismo, se han ido mejorando otros elementos para satisfacer incluso los estrictos requisitos ambientales de la tercera y última Competición del Desafío ARGOS. Entre las innovaciones más importantes destacan la colocación de un brazo robótico en lugar del mástil telescópico y la renovación del sistema de tracción.

Foxiris III

Algunas de estas nuevas capacidades guardan relación con el análisis de dimensión de obstáculos, la detección de escapes de gas utilizando micrófonos ultrasónicos, la detección de fallo en bomba mediante la comprobación de sonido, estimación de la pose en punto de control, nuevas reacciones autónomas, mejora de la conciencia situacional, entre otras. Todas estas características se han analizado e investigado detenidamente para preparar un robot completamente autónomo y fácilmente teleoperable para las operaciones de inspección y control previstas. 

Dentro de la ampliación de las habilidades de Foxiris destaca la capacidad de subir escaleras. A día de hoy Foxiris puede superar tipos diferentes de escalones, con inclinaciones y formas distintas, para inspeccionar una diversidad de suelos, tanto en modo autónomo como de teleoperación, demostrando ser una solución robótica versátil preparada para trabajar en entornos diversos. Esta nueva habilidad también le permitirá superar obstáculos, incluso sin tocarlos (crucial en el caso de las conducciones típicas de metano que se extienden sobre el suelo de plantas de petróleo y gas).

Durante febrero y marzo Foxiris está llevando a cabo una detallada campaña de pruebas simulando diferentes misiones y condiciones para preparar al robot para su próxima presentación en la segunda Competición del desafío ARGOS, que tendrá lugar en abril.