Castilla y León confía a GMV el Transporte a la Demanda hasta 2018

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ha decidido prorrogar el contrato, adjudicado a GMV en 2004, para la gestión y el mantenimiento del programa de Transporte a la Demanda de Castilla y León hasta marzo de 2018.

En 2004, La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, llegó a la conclusión de que un servicio de transporte público tradicional, con horarios fijos y rutas predeterminadas, no resultaba adecuado para esta región rural dispersa y con poca demanda; al contrario, era económicamente inviable y poco interesante. Para permitir la movilidad de la población en esas áreas y promover la inclusión social fue necesaria la implantación de un nuevo tipo de transporte, con un coste racional y que ofreciese una mayor cobertura territorial y niveles de servicio adecuados. En este contexto un sistema flexible como es el transporte a la demanda de GMV resultó la mejor opción de movilidad para la zona.

El sistema de transporte a la Demanda en Castilla y León, que comenzó su validación de uso a través de una zona piloto en el Barco de Ávila, es un sistema original y pionero en Europa, que permite que las conexiones entre núcleos de población se hagan a la carta adaptando la oferta a la demanda.

Sistema de transporte a la Demanda I

La solución de GMV consta de una Centro de Gestión del Transporte donde las peticiones de transporte son recogidas vía teléfono/web en modo planificado o tiempo real, generándose de forma automática la planificación del servicio. Los servicios solicitados se notifican a los operadores de transporte y posteriormente se realiza on-line el correspondiente seguimiento del transporte, contando en todo momento el usuario con información sobre posibles incidencias del servicio a través de paneles en determinados pueblos de las rutas de transporte.

Además se incluye una plataforma tecnológica en tiempo real, que incluye equipos embarcados con receptor GPS y módem GPRS en los vehículos, paneles interactivos de información en las diferentes localidades que avisan al usuario del tiempo que falta para la llegada del vehículo, de la existencia de incidencias o retrasos, etc., así como herramientas Web para la realización de reservas.

Una parte muy importante del proyecto es la comunicación directa que existe entre el usuario final del sistema de Transporte a la Demanda y la Administración a través de la central de reservas (ubicada en las instalaciones de GMV en Boecillo). Basta con que los usuarios del servicio llamen a un teléfono y los autobuses realizarán su ruta parando únicamente en aquellas localidades donde exista una petición.

Sistema de transporte a la Demanda II

Como novedad, el proyecto incorporó en 2013 un servicio de prestación conjunta de los servicios de transporte público regular de viajeros de uso general y los servicios de transporte de uso especial de escolares. Este servicio incluye 269 rutas y cerca de 100 localidades de beneficiadas.

En 2016 por la complejidad operativa y amplitud geográfica del proyecto, este novedoso sistema de gestión del transporte público se ha convertido en una herramienta fundamental para mejorar el servicio propuesto optimizando los recursos empleados. En la actualidad el modelo de Transporte a la Demanda de Castilla y León incluye 810 rutas que dan servicio a más de un millón de habitantes de 3.557 localidades de Castilla y León. Desde su implantación suma unos 3 millones de viajeros y da servicio a más de 105 zonas de la Comunidad.

En Europa GMV también ha implantado un sistema similar en Portugal, demostrando la eficacia y rentabilidad de esta modalidad de transporte público en el medio rural.