Tecnología para la eliminación activa de basura espacial

La gran cantidad de objetos no operativos en órbita no deja de hacer crecer la preocupación por la seguridad en el espacio de cara a las actividades espaciales tanto presentes como futuras. Muchas agencias espaciales y en especial la Agencia Espacial Europea (ESA) han comenzado a poner en marcha proyectos para la reducción y eliminación de la basura espacial.

En el marco de estas actividades, los futuros satélites geoestacionarios (GEO) y de órbita baja (LEO) deberán efectuar maniobras de retirada, órbitas cementerio para GEO o reentrada destructiva en la atmósfera para LEO, al final de la vida útil de los mismos con una fiabilidad del 90%.

La directriz de la ESA no excluye la necesidad de diseñar futuras misiones de retirada activa de basura espacial, (Active Debris Removal o ADR), puesto que aunque la retirada de los futuros satélites GEO y LEO deba estar cubierta con una tasa de éxito del 90%, estas misiones de ADR deben cubrir los desechos espaciales que en la actualidad existen y los posibles fallos de los sistemas de retirada autónoma de las futuras misiones.

GMV está desempeñando un importante papel en el diseño y desarrollo del GNC de las misiones de ADR, así como de técnicas de captura y retirada basadas en redes.

Recientemente, la ESA ha adjudicado a GMV el proyecto “Design for Removal (D4R) que tiene como finalidad incrementar la viabilidad de una misión de ADR identificando los conceptos a tener en cuenta en el diseño, fabricación y operación de futuros satélites o lanzadores.

Los conceptos identificados en este proyecto ayudarán a las misiones de ADR en una serie de aspectos claves como por ejemplo la identificación de elementos que ayuden al seguimiento y estimación de la posición y actitud de la basura tanto desde Tierra como en órbita con el fin de mejorar el conocimiento inicial del estado de los elementos a retirar y, posteriormente, de su trayectoria para determinar las características de la misión de ADR. Segundo, en temas relacionados con la estabilización de la actitud de los satélites o elementos a retirar, ya que una actitud no controlada representa un serio obstáculo para la fase de captura y eliminación de los objetos. Por último, en la identificación de los elementos que faciliten la captura y posterior eliminación del sistema.

La eliminación activa de basura espacial (ADR) es una tarea compleja que todavía no ha sido completamente demostrada por lo que la iniciativa D4R representa un paso más en los esfuerzos para la protección de las futuras actividades espaciales.