GMV prepara el camino para los vehículos autónomos

Según estudios recientes, antes del año 2035 se venderán 94,7 millones de vehículos con conducción autónoma y se estima que en 2039 cerca de la mitad de todos los nuevos vehículos que se vendan ofrecerán la opción de conducción completamente autónoma.

A día de hoy los principales fabricantes de automóviles están desarrollando tecnología de conducción automática y los expertos del sector predicen que veremos los primeros vehículos en serie con un alto grado de automatización en 2020 y con conducción completamente autónoma en 2025.

En este contexto, la Comisión Europea ha ido más allá adjudicando a un consorcio de partners de más de 15 países el proyecto ENABLE-S3 (European Initiative to Enable Validation for Highly Automated Safe and Secure Systems), con el objetivo de preparar el camino para la rápida aplicación de sistemas de conducción con un alto nivel de automatización y sistemas de conducción autónoma en las esferas de la movilidad en carretera, aeroespacial, ferroviaria y marítima, así como en el ámbito de la salud.

ENABLE

GMV participa en dos casos de uso: por un lado lidera Traffic Jam Pilot with V2x, centrado en el área de automoción, y por otro participa en Reconfigurable Video Processor for Space, liderado por Thales Alenia, con actividades centradas en el área de espacio.

En el caso de uso de automoción, las actividades de GMV darán lugar a un sistema piloto con un alto nivel de automatización que incrementará la seguridad del tráfico, reducirán la congestión y mejorarán los beneficios ambientales.

En el ámbito del Espacio, GMV aplicará las metodologías de ENABLE-S3 para validar un demostrador tecnológico bajo las extremas condiciones del espacio. Dicho demostrador será también resultado de este proyecto, y consistirá en el uso de FPGAs reconfigurables en vuelo para intercambiar implementaciones de navegación basada en visión según características de cada fase de una misión espacial. Esto es, reutilizar el mismo hardware ahorrando costes y carga.

Los métodos virtuales de ensayo, verificación y selección de pruebas orientadas a cobertura que se llevarán a cabo en ENABLE-S3 permitirán reducir a un nivel razonable las actividades y costes de validación. El marco de validación resultante en este proyecto garantizará la competitividad para la industria europea en la carrera global de los sistemas de automatización.

Por otro lado, las actividades desarrollada en el proyecto ofrecen a GMV oportunidades de mercado de especial relevancia por las importantes consecuencias que se derivan de la optimización de los procesos requeridos para el desarrollo y la idoneidad de sistemas automáticos integrados críticos para la seguridad en el ámbito tanto del Espacio como de la Automoción.