Türksat confía el control de sus satélites a GMV

MELCO (Mitsubishi Electronics) ha adjudicado a GMV un contrato para el desarrollo del segmento terreno de los satélites 4A y 4B del operador de satélites turco Türksat. GMV es líder indiscutible en este tipo de suministros como primer proveedor independiente del mundo para operadores de satélites comerciales de telecomunicaciones. Este contrato amplía el espectro actual de clientes de GMV tanto desde el punto de vista de fabricantes de satélites como de operadores de telecomunicaciones, consolidando aún más si cabe su presencia en los cinco continentes.

El contrato, que tiene una cuantía cercana a los 5 millones de euros, incluye entre otras actividades el suministro de hifly®, producto de GMV para el monitorizado y control de satélites, así como de focusGEO, producto de GMV para su control orbital. Ambos sistemas se instalarán, junto al resto de componentes del segmento terreno suministrados, tanto en el centro de control principal como en el de emergencia, situados ambos en las proximidades de Ankara. Igualmente, una réplica del sistema se instalará en MELCO para facilitar las labores de validación e integración con el satélite. Asimismo, GMV se encargará de la migración del sistema de control orbital existente de la flota operativa de Türksat a focusGEO, garantizando así un control homogéneo para todos los satélites.

MELCO actuará como contratista principal en este programa para Türksat proporcionando los satélites. GMV, bajo contrato con MELCO, se responsabilizará plenamente del aprovisionamiento del segmento terreno de los satélites, lo que incluirá su despliegue in situ, así como actividades de integración, pruebas y formación de los ingenieros y operadores de Türksat.

Con un lanzamiento previsto a finales de 2013 y un mínimo de vida útil de unos 15 años, ambos satélites permitirán a Türksat ofrecer servicios de telecomunicaciones y televisión en todo el territorio de Turquía, así como en Europa, Asia Central, el Oriente Medio y África. Ambos satélites estarán basados en la plataforma DS2000 fabricada por MELCO en Japón. Cada uno de ellos tiene un peso aproximado de 3.800 kg, y se situarán en distintas posiciones, 42º Este para el Turksat 4A y 50º Este el Turksat 4B.